Los siete aspectos del equilibrio del ser humano

Actualizado: 5 mar 2021

Hay diferentes aspectos que tienen que ver con el equilibrio interior y son comunes a todas las personas. Dentro de los puntos que nos ayudan a equilibrarnos nos encontramos con dos bloques, los que tienen que ver de una forma directa con nuestra supervivencia y los que tienen que ver con nuestro bienestar, sin que estos últimos necesariamente afecten a la supervivencia.


Un estado de equilibrio interior es aquel que nos proporciona el máximo beneficio para poder vivir desde la plenitud, si bien hay aspectos que como hemos dicho tienen que ver con nuestra supervivencia, hay otros que tienen que ver con nuestra felicidad, con las relaciones que tenemos con el mundo que nos rodea, con todo aquello que aportamos y con todo aquello que aprendemos. En definitiva, podemos decir que hay muchísimos aspectos que nos van a ayudar a que el camino de la vida sea más feliz.


El proyecto Artat propone trabajar e integrar los valores, el equilibrio y fomentar ambos conceptos en las diferentes escalas de la unidad en la que vivimos. La base de este concepto es que los valores nos ayudan a generar cierta armonía ante determinadas situaciones, además nos permiten poner barreras cuando alguien transgrede esos valores y de algún modo nos afecta. Para poder llevar a cabo el trabajo de valores, debemos permanecer en un estado de equilibrio, pues de lo contrario es muy difícil poder transmitir o trabajar los valores desde un estado de irritabilidad emocional, o desde la falta de energía por una mala alimentación, desde una preocupación económica, etc.


Una vez que conseguimos permanecer en un estado de equilibrio en el cual nos encontramos bien, y podemos trabajar los valores como hoja de ruta a seguir ante las adversidades que nos pueden llegar a generar malestar, es importante entender que en primer lugar, tenemos que llevar esos conceptos a nosotros mismos, para después poder ofrecerlos hacia fuera. En muchas ocasiones, por diversas situaciones que quizás implican nuestras emociones, podemos perder la perspectiva y focalizar nuestra energía en intentar salvar el mundo, sin duda es un sentimiento muy noble. Pero para poder hacer algo de semejante magnitud lo primero es mantener un estado de equilibrio con nosotros mismos y en nuestro alrededor más cercano. En eso consiste identificar las diferentes escalas de la unidad, para que nos ayuden a equilibrarnos y de esa forma transmitir e irradiar a nuestro alrededor. Un ejemplo muy claro acerca de esto, es cuando una persona se desvive por los animales y, sin embargo, no es capaz de hablarse con su familia más cercana. Esta persona estará ayudando en una escala de la unidad de convivencia que formamos todos los seres que habitamos el planeta, pero estará desequilibrada en una unidad más cercana a ella, y quizás la puede desestabilizar o perjudicar a nivel emocional.


Desde el proyecto Artat queremos ofrecerte herramientas para que puedas equilibrarte, puedas trabajar e integrar los valores, y sobre todo que seas consciente de cómo interactúas en las diferentes escalas de la unidad. Ser consciente de estos conceptos te ayudará a conectar con la felicidad, generará armonía de una forma inmediata, aprenderás a respetarte, a escuchar la voz que hay dentro de ti y anhela tu completa felicidad.


Todos los meses iremos subiendo nuevo material al que puedes acceder, habrá apartados dedicados al trabajo personal y otros que estarán dedicados a la enseñanza de los niños, podrás encontrar ejercicios tanto si eres padre o madre, como si eres profesor/a. Te invitamos a que te suscribas y accedas de una forma gratuita a nuestro material.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo