top of page

Qué es la psicología positiva

Mi querido lector voy a empezar por una pregunta que espero puedas responder con tiempo y un pelín de dedicación a la repuesta.


¿Qué es para ti el bienestar?

Voy a empezar este primer artículo hablando de un tema que descubrí o apareció frente a mí por casualidad. Y que cuanto más sé sobre ello y más me formo en este campo más alucinada me quedo de que realmente funciona. Quiero empezar acercándome un poquito más a ti hablándote de mí. Siempre he sido una persona inquieta, y bastante curiosa en el campo del aprendizaje, la verdad que no tengo una preferencia pero si tengo claro que me encanta aprender. Tras haber pasado por muchas etapas a lo largo mi vida ha habido encuentros conmigo misma, desencuentros, momentos dulces…

Siempre he sido consciente de la suerte que he tenido ya que desde muy jovencita tenía la capacidad de darme cuenta que iba construyendo mi camino. Y que vivo de la forma que elijo.



Pese a tener esa capacidad de ver que la vida es generosa conmigo y me ha mimado mucho durante mucho tiempo tenía la sensación de que buscaba algo que no llegaba a encontrar; viajaba, conocía gente, vivía en otras ciudades, estudiaba, probaba diferentes trabajos, y nada, no había suerte, me faltaba algo para encontrar plenitud pero no era capaz de saber que era. Por casualidad tenía un trabajo donde tenía mucho tiempo muerto y para entretenerme empecé a leer una revista mensual sobre bienestar que rápidamente despertó mi curiosidad de querer buscar y saber más sobre temas y conceptos, que aquellos artículos que leía, me planteaban y me hacían pensar, y en cuestiones que me aportaban serenidad. Así que empecé el viaje más bonito y fascinante de mi vida buscando en un lugar donde nunca me había molestado en reparar ni tan solo sabía de su existencia, sí es que existía, porque al principio no te voy a engañar tenía mis dudas.

Ese sitio era dentro de mí. De repente me di cuenta de que llevaba conviviendo hacía más de 20 años con una persona de la que apenas tenía información, y que estaba 365 días 24 horas conmigo y no sabía apenas nada de mí. Cuando me hacía preguntas “maestras” a cerca de mi misma no tenía ninguna respuesta. Así que me propuse un reto invertir tiempo en darle respuesta a esas preguntas. Y empecé a pasar más tiempo conmigo misma, a cuidarme, a mimarme, a observarme… y un largo etcétera. Fui descubriendo con bastante asombro que disfrutaba de mi compañía. Y empecé a querer darle nombre a aquello que me estaba pasando porque realmente yo notaba cambios, también notaba una calma desconocida. Ya no tenía tantas ganas de irme, sino que empecé a sentirme cómoda con el sentimiento de estar, de permanecer.


Un día leyendo a una autora que había despertado mi curiosidad tras una breve entrevista que vi de ella. Ella daba nombre a este cambio como un proceso de autoconocimiento.

Sé que hay mucha gente que lo llama autoayuda pero para mí el término autoayuda tiene una cierta connotación negativa, por eso prefiero llamarlo autoconocimiento, ya que propiamente dicho es una búsqueda de conocimiento propio. He de decir que leí tanto, tantísimo; bestsellers, autores de moda, fui a seminarios… Pero había conceptos tan abstractos, tan intangibles que no acababa de entender, era incapaz de darles forma. Eso me frustraba bastante ya sabía y creía entender la teoría pero no veía los cambios como a mí me hubiese gustado.


Hasta que me di cuenta que yo necesitaba algo que tuviese una base empírica, básicamente que tuviese un por qué y que realmente tuviese un efecto “rápido” de cambio. Así que di con la Psicología Positiva. Y qué es exactamente la psicología positiva. Pues bien se trata de una rama de la psicología que surge de la mano del psicólogo y escritor norteamericano Martin Selligman en 1999, presidente de la APA (Asociación de Psicólogos Americana), quien se encarga de establecer una etiqueta a todos aquellos estudios que analizaban y estudiaban a cerca del bienestar. Los primeros estudios sobre el bienestar datan de 1930 cabe añadir que eran muy pocos los interesados en realizar este tipo de estudios. Además de que no disponían de todos los recursos que hoy en día disponemos y que nos permiten evaluar de forma objetiva el impacto que tiene en cada individuo disponer de herramientas que nos permitan tener de forma más presente elementos que nos produzcan bienestar.


Volviendo al tema del Dr.Selligman el creó un método llamado el método PERMA obviamente las siglas están en inglés, y su traducción sería: Emociones Positivas, Flow, Relaciones Positivas, Sentido vital y logros, si conseguimos ir trabajando cada uno de estos elementos aumentaremos nuestro bienestar. Creo que cabe añadir que la diferencia entre la psicología positiva y el resto de movimientos y/o corrientes que existen hoy en día es que ésta tiene en cuenta que hay momentos inherentes a nuestra vida donde las cosas no nos van bien o como nos gustaría y que eso es normal. Pero te ofrece técnicas que te permiten contrarrestar ese sentimiento o minimizarlo porque tú has aprendido a usar elementos

que te aumentan tu bienestar.


Y ahora te quiero preguntar sí te gustaría que iniciemos parte de este proceso juntos


Gracias por tu tiempo.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page