¿Qué beneficios tiene Dormir?

Cuando hablamos de salud, a veces tendemos a atribuirle toda la responsabilidad a la alimentación. Lo cierto es que los alimentos no son la única forma, ni mucho menos, de nutrir a nuestro cuerpo. También lo hace el ayuno, el movimiento, la risa, las buenas conversaciones, el descanso…


El descanso. Ese momento que muchas veces se deja en el segundo plano. En realidad, de poco serviría preocuparnos por la salud en otros aspectos si no nos damos ese momento de descansar. Durante las horas de sueño nuestro organismo aprovecha para reparar todo aquello que, durante el día cuando estamos activos no puede. Mientras dormimos, se consolidan recuerdos, repara tejidos dañados, repone energía, nuestros ojos descansan, surgen nuevas ideas, nos mantiene jóvenes. Con los años y con el estilo de vida de hoy en día es muy frecuente que personas de todas las edades sufran insomnio de algún tipo. Puede ser de consolidación cuando nos cuesta quedarnos dormidos, de mantenimiento cuando nos despertamos numerosas veces durante la noche, puede tratarse de un despertar precoz cuando nos desvelamos muy temprano y no podemos volver a dormirnos.



A veces también ocurre que aunque dormimos, nos sentimos cansados. Se trataría de un sueño no reparador. Es importante que cuando nos encontramos en una situación así busquemos el motivo que nos está llevando a ello. Estrés, ansiedad, malos hábitos, demasiados estímulos y la edad podrían ser la causa. Cuando la causa reside en nuestro estado emocional, es muy recomendable que nos apoyemos en plantas medicinales como la valeriana (Valeriana officinalis), pasiflora (Passiflora incarnata), melisa (Melissa officinalis). Éstas nos ayudan a aumentar la concentración de GABA en nuestro sistema nervioso central. Un neurotransmisor inhibidor que ayuda a relajar la hiperactividad cerebral. Por otro lado, es muy importante conocer que con la edad es normal que la dificultad para dormir aumente. Eso se debe a que hay una disminución fisiológica de melatonina, o conocida también como hormona del sueño. La melatonina se produce en nuestro cuerpo ante el estímulo de oscuridad. Es una de las hormonas responsables de que nuestro ciclo circadiano sea correcto. Por eso, es de gran importancia que durante el día nos expongamos a la luz del sol. De esta manera, nuestra retina le da la información al resto del organismo de que es de día, y necesitamos energía para afrontar todo lo que pueda venir. En ese momento la melatonina se metaboliza y desaparece. Cuando llega la noche, la oscuridad hace que se ponga en marcha la síntesis de melatonina a partir de triptófano y así, nos sumergimos en el sueño.


Por este motivo, si sientes que con el paso del tiempo ha empeorado tu capacidad de dormir, tomar complementos de melatonina o melatonina-triptófano puede ser tu solución. Simplemente ten en cuenta que para notar una mejoría deberás tomarla todos los días. Con el tiempo, volverás al sueño reparador que anhelabas. Otras medidas que están en tu mano para dormir mejor son no exponerte a pantallas al menos una hora antes de dormir. La luz azul que emiten inhibe la producción de melatonina. Haz ejercicio físico de forma regular. No tomes alimentos ni bebidas estimulantes a partir de las 18h. Medita. Haz rutinas fijas que preparen a tu cuerpo para dormir….Date ese lujo

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo